Si hay algo que sucede con más frecuencia de la que deseáramos, es que se nos dañe o deteriore nuestros cosméticos. Que la caja de polvos se caiga al suelo, la sombra de ojos se haga añicos tras un golpe o un pintalabios se parta; son pequeños desastres que tienen solución.

Que nos suceda este tipo de aprietos es parte de la naturaleza femenina, así que por ello, a continuación te damos algunos  trucos de emergencia que funcionan a la hora de recuperar cosméticos rotos o deteriorados; para que salgas airosa ante cualquier inconveniente con tu maquillaje. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

REVIVE EL LÁPIZ DE OJOS             

Muchas veces sentimos frustración en el momento de usar el lápiz de ojos porque no nos pinta del todo .Un consejo muy fácil y práctico para devolverle le la viveza original a los colores de tus lápices  de los ojos, es aplicándole un poco de calor (sin que para ello sea necesario que se derrita la punta) con la ayuda de un secador de cabello en una velocidad moderada. Una vez que le hayas dado calor, úsalo como de costumbre teniendo la precaución de que la punta no esté muy caliente para evitar quemarte.

RECUPERA EL RÍMEL QUE SE HA SECADO

Inevitablemente, ya sea por que se nos olvida taparlo debidamente o simplemente porque el paso del tiempo lo ha resecado; el rímel puede ser fácilmente recuperado. Solo debes cerrarlo muy bien y colocarlo por unos minutos en un vaso de agua caliente. Este truco tan sencillo le devolverá esa textura cremosa que había perdido.

ACLARANDO LA BASE SI ES MUY OSCURA

En ocasiones, quizás por la no probamos el maquillaje antes de comprarlo y adquirimos el que no deseamos. Si compraste una base líquida y es un tono más oscuro que el que necesitas, no te preocupes; porque esto también tiene solución. Solo debes agregarle un poco de crema hidratante, esto ayudará a aclararla sin que pierda su composición básica.

RECONSTRUYENDO LA SOMBRA QUE SE TE PARTIÓ

Para reparar esto solo necesitas unas gotas de alcohol y una cuchara o paleta. Trata de colocar los polvos en su lugar y aplica luego unas gotas de alcohol. Luego, con la cuchara o paleta, intenta unificar los polvos hasta que se hayan compactado de nuevo. Deja secar por un par de horas y listo. Sigue disfrutando de tu sombra como al principio.

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.