Compartir

¡Hola Aprendiz! ¿Estás lista/o para aprender? A veces parece que elegir una patilla buena es difícil y solo los granjeros pueden hacerlo bien, el día de hoy te enseñare a como puedes hacerlo.

Estos cinco tips que te voy a dar a continuación te harán un experto a la hora de elegir una patilla en buen esta y sabrosa.

Así que mira con atención hasta el final y date cuenta por ti misma que no es tan difícil hacerlo. ¿Quieres Saber Más? Quédate hasta el final

Tips para escoger la patilla mas dulce

A continuación le presentamos una serie de trucos, provenientes directamente desde el campo, ideales para que usted sepa si una sandía está madura con solo verla.

Marca de tierra: La marca del sitio que tocaba la tierra al mismo tiempo que la sandía se encontraba madurando. Para saber si la sandía está madura no debe tener esta mancha de color blanco, por el contrario debe ser de color amarillo oscuro.

Marcas o grietas de abejas: Al verlas quizás pueda pensar que la sandía está mala y golpeada, pero realmente este tipo de manchas son producto del contacto que tuvo la fruta con las abejas.

Mientras más marcada esté, indica que existió que una mayor cantidad de abejas intentó consumirla, por lo cual la sandía es más dulce.

Por peso y tamaño: La sandía ideal es de tamaño mediano, sin caer en excesos, ni muy grande ni muy pequeña. Mientras más pesada mejor.

Tallo: Si este es de color verde y no está seco, su sandía no se encuentra en la mejor etapa de su madurez. Elija la sandía que tiene el tallo de color marrón y seco.

La forma más redonda posible: Lejos de responder a una cuestión estética, el hecho de escoger una sandía redonda y sin protuberancias puede traer alegrías al paladar.

Si la fruta tiene bultos: golpes o rajas es posible que la luz y/o el agua no le hayan llegado de manera continuada y homogénea, lo que puede provocar cambios en su color y textura.

Vía: econsejos

Recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube: HAZ CLIC AQUÍ