Todos sabemos lo incómodo y desagradable que resulta el tener vientre hinchado y aunque mucho estés en el gimnasio día y noche, no notas que este disminuya de tamaño. La hinchazón del vientre puede ser causada por estrés, nerviosismo extremo o sencillamente por algo que hayas comido. Esta distensión abdominal se produce por otras muchas razones y suelen ser normales.

El estomago produce un ácido que es el que se encarga de disolver  los alimentos y descomponerlos en porciones más pequeñas, para que el cuerpo puede absorber sus nutrientes. Existen una serie de capaz que protegen al estomago, estas capas se ven afectada cuando consumimos ciertos tipos de comidas chatarras, grasosas, muy picantes o cuando ingerimos bebidas alcohólicas. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Afortunadamente, existen algunos remedios naturales para poder evitar el vientre hinchado. Aunque por supuesto, siempre deberás acudir a tu médico antes de intentar cualquiera de estos consejos.

Agua y Limón

Por sus maravillosas propiedades alcalinas, el limón es una fruta que tiene la capacidad de  acabar con la acidez que produce la irritación del estomago y con ella la inflamación. Si quieres desaparecer esta molestia, lo más recomendable es que tomes una taza de agua tibia y le agregues el jugo puro de un limón, esto lo debes hacer todos los días en ayuna.

Toma probióticos

Si nunca antes has comido probióticos, puedes empezar a pensar en hacerlo. Hay muchas personas que encuentran alivio en ellos, pero también hay un pequeño porcentaje de personas que en lugar de aliviar los gases se los provoca e incluso, se sienten más hinchados que antes de consumirlos. Es por eso que es importante probar los probióticos un día en el que puedas estar en casa y si te sienta mal, buscar otros remedios que sean más adecuados para ti.

Prepara un exquisito jugo para desinflamar

Si te gusta preparar tus propios jugos, este remedio es para ti:

Ingredientes a utilizar: 1 limón,  una rodaja de piña que sea fresca, 1 cucharada de semillas de linaza y 2 cucharadas de miel.

Como se prepara: Agregamos la rodaja de piña a la licuadora, luego le ponemos el jugo del limón y las semillas de linaza, lo batimos y cuando esté listo; lo colocamos en un vaso y le agregamos las 2 cucharadas de miel. Este vaso de jugo temernos que tomarlo en ayuna.

Si a pesar de todo estos remedios te fallan, prueba también haciendo ejercicios, agrega a tu dieta  jengibre y, sobre todo, aléjate de los alimentos con alto contenido en grasas. ¡Tu vientre te lo agradecerá!

Los consejos de YoAmoAprender.com son sólo para fines informativos y educativos. YoAmoAprender.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Cuéntanos lo que piensas y recuerda déjanos un like y tus comentarios en nuestra página de Facebook… Gracias por visitarnos. 😉

Recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube: HAZ CLIC AQUÍ 

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.