Compartir

¡Hola Aprendiz! ¿Estás lista/o para aprender? En nuestra vida cotidiana, tenemos que lidiar con un factor común que acompañada a cada persona en su día a día llamado el estrés.

El estrés es algo muy peligroso, especialmente cuando se manifiesta por algunos síntomas vagos que hacen que sea extremadamente difícil de detectar.

El dia de hoy te diré nueve señales que se te podrían presentar cuando estas muy estresada y te aseguro que no lo sabias. ¿Quieres Saber Más? Quédate hasta el final

Señales que que una persona podría estar muy estresada

1. Caída del cabello: Existen numerosas causas detrás de la pérdida de cabello, pero  han demostrado que sufrir de estrés extremo puede cambiar repentinamente sus funciones psicológicas hasta el punto de que una cantidad excesiva de sus cabellos.

2. Poca paciencia para los demás: Si de repente te vuelves impaciente, enojado, intolerante e irritado con tus amigos y familiares más cercanos, puede estar sufriendo de sobre estrés y agotado por todo lo que ha estado pasando.

3. Constantemente pensando en tu trabajo: Está bajo un gran estrés si está pensando continuamente en su trabajo, obligaciones y no puede ayudarse a sí mismo, sino sentirse agotado. Hasta que te desconectes del problema, nunca lo resolverás.

4. Libido debilitado: La libido también se ve afectada por el estrés, por lo que cuanto mayor sea el nivel de estrés que tenga, menos hormonas tendrá para la respuesta sexual. El estrés conduce al agotamiento.

5. Incapacidad para sentarse quieto: Si está pasando por estrés, eventualmente se sentirá inquieto, ansioso, agotado e incómodo con su propia mente.

6. Dolor en el cuerpo: Por lo general, las personas ignoran el dolor que sienten en su cuerpo, pero es un gran error, que en realidad puede mostrar un problema de salud grave y peligroso.

El estrés puede hacer que su cuerpo comience a descomponerse, lo que provocará dolores en el pecho, problemas estomacales, úlceras, diarrea, músculos tensos y palpitaciones.

7. Problemas para dormir: En una situación en la que sus patrones de sueño han cambiado repentinamente recientemente, y usted no duerme ni duerme demasiado debido a la fatiga.

8. Fluctuaciones de peso: El estrés en realidad puede dar lugar a inestabilidades repentinas de peso porque tiene la capacidad de desacelerar el metabolismo y puede conducir al aumento de peso, así como a la pérdida de apetito y de peso.

9. Cambios de humor importantes: Si el estrés ya ha influido en el nivel de sus hormonas, puede experimentar grandes cambios de humor con diferencias drásticas.

Vía: readanddigesthealth

Recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube: HAZ CLIC AQUÍ