Compartir

¿Te gustaría preparar tu propia leche condensada en casa sin conservantes ni químicos? el día de hoy te voy a dar esta receta casera para que nunca tengas que comprar leche condensada.

La buena noticia que es un proceso muy sencillo de hacer solo sigue los pasos que te doy a continuación y disfruta de su sabor. ¿Quieres Saber Más? Quédate hasta el final Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Receta para hacer leche condensada casera

Si buscas una forma simple de eludir los conservantes de los productos comerciales, entonces esta receta de leche condensada seguro va a ir directo a tu lista de técnicas preferidas.

Es muy simple y la puedes hacer con el género de leche que prefieras, mas sin agregados químicos o bien artificiales. Para hacer una buena cantidad de leche condensada en casa, prepara estos ingredientes y materiales:

  • Un litro de leche
  • Una cucharada de mantequilla (manteca)
  • Una taza de azúcar
  • Una cuchara de madera
  • Una olla de fondo grueso – mejor si es de cerámica

Pon la leche en la olla y lleva a fuego medio hasta que notes que toma algo de temperatura. Agrega el azúcar y revuelve, para disolver los cristales y, cuando ya no puedas sentirlos, pon el fuego a medio.

Hasta que la leche comience a hacer un hervor muy suave. Regula la temperatura y cuida de tu preparación: ya sabes lo que le sucede a la leche cuando se calienta demasiado.

Deja cocinando por unas dos horas, aproximadamente, hasta que notes que el líquido se ha reducido a la mitad de su volumen. No hace falta que revuelvas regularmente durante la cocción.

Pero sí conviene mover un poco el líquido cada diez o quince minutos, para asegurar una cocción pareja. También debes controlar de tanto en tanto para saber si necesitas aumentar o reducir la temperatura.

De modo de mantener este hervor suave, cuando la leche se haya reducido a la mitad, agrega la cucharada de mantequilla, revuelve hasta que la notes derretida e integrada al líquido, y retira entonces la olla del fuego.

Deja enfriar a temperatura de ambiente hasta que puedas tomar la olla con las manos. Ya podrás notar la textura espesa y brillante de esta deliciosa leche condensada casera.

Anota la fecha de validez de la leche que usaste para prepararla, para tener una referencia de cuánto tiempo podrás conservar este producto casero en la nevera.

Vía: receitasedicastop

Recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube: HAZ CLIC AQUÍ